¿Carlos demasiado revolucionario para un Emmy?

Me soprendió un poco que anoche no ganó ni un Emmy la mini-serie Carlos, sobre Carlos el Chacal.  Es la primera mini-serie que yo vea que toma lugar en tanto idiomas, continentes y lenguajes.  Además la interpretación de actor venezolano Edgar Ramirez es realmente impresionante.  El actor maneja español venezolano, inglés, francés, alemán, árabe y un chin de húngaro.

Películas sobre el terrorismo de los 70, como Munich , aprovechan del nuevo weltenshaung sobre el terrorismo, o el terrorismo posmoderno. Por ejemplo la última escena de Munich que presenta un downtown de Manhattan antes de la Torres Gemelas, obviamente grabada después de su destrucción.

Por un lado el habla de un ¨militante revolucionario¨ suena kitch, como la frase ¨soy pintor¨, o aún peor ¨soy poeta¨.  Las bombas tiradas como las argollas de rana, los secuestros, los asesinos mandados, son lejos de las politicas contemporaneas de tales actos terroristas.  Su comienzo idealista, visionario, termina en bombas de cuello, mula, años de captivo, con gobiernos que niegan negociar con terroristas.  Será que ¿han aprendido o que no han aprendido nada?

A pesar de todo ese dolor, Carlo a mi parecer era demasiado atractivo como figura.  Yo creo que eso no fue la intención del director francés Olivier Assayas, sin embargo si yo tuviera quince años, esta película hubiera rememplazado otras que veía ad nauseaum como Uno de los nuestros o Reservoir Dogs.

¿Cómo habría sido la recepción de Carlos si hubiera salido en 1966 – como la Batalla de Argel – y no 2011?

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s